palabras privadas

QUERIDA PANDORA


Cuenta Hesíodo en los Trabajos y Días que Zeus, después de que el buen Prometeo le robara el fuego para dárnoslo a los hombres, juró iracundo que una gran maldición caería sobre nosotros y nuestro protector.
Mandó llamar a Hefestos, el artesano de los cielos, y le ordenó que con arcilla modelara a una exquisita criatura. Así que mezcló la tierra con el agua, y aunque le infundió voz y vida humana, le regaló la belleza sorprendente de una auténtica diosa. Además, Afrodita le otorgó sensualidad y gracia, Atenea la engalanó, las Gracias y la Persuasión la enjoyaron, y las Horas la coronaron con las flores de primavera. Hermes la instruyó en todo tipo de engaños y seducciones.
Había nacido Pandora, “la que tiene todos los dones”.
Zeus decidió llevársela a Epimeteo, hermano de Prometeo. Ya le había dicho Prometeo a su hermano que nunca aceptara un regalo de Zeus, y que si le llegaba alguno lo enviara de inmediato de vuelta al Olimpo, por el bien de la raza humana. Pero ¿quién hubiera podido resistirse ante semejante criatura?
Epimeteo recibió a Pandora como quien recibe un soplo de aire fresco y ésa fue su perdición. Pandora llegaba desde las cumbres nevadas con una tinaja –que nosotros llamamos caja desde el Renacimiento- en la que se apretaban, una contra otra, todas las desgracias del mundo, junto con la esperanza. Otra versión, menos extendida, pero quizás más lógica, dice que lo que había en la tinaja eran los bienes de la humanidad, que hasta entonces no conocía mal alguno, y que al ser liberados, se perdieron para siempre. El caso es que Pandora levantó la tapa y dejó escapar todo menos la Esperanza, que se quedó en el fondo cuando la muchacha, horrorizada al comprender la magnitud de su desgracia, la volvió a cerrar de nuevo.
Desde ese infausto día vagan por la tierra innumerables amarguras.
El mito de Pandora tiene precedencias orientales, nos recuerda el pecado de Eva del Génesis, o la historia de Anubis y Bata. Pero ¿puede una mujer llevar sobre sus frágiles hombros la carga de la culpa de todos los males que asolan al hombre? ¡Pobre Pandora!
Marta Uma Blanco
Pintura: W.Waterhouse, Pandora

12 comentarios:

anamorgana dijo...

Increíble tu pagina (me da verguenza escribir yo después de lo tuyo) me ha encantado tanto como me ha costado entrar. seguiré mirando tu pagina cuando pueda, lo dicho un placer leerte.
anamorgana

Marta Uma Blanco dijo...

Muchísimas gracias por tu comentario, me gusta que te guste mi página, pero creo que exageras con eso de la vergüenza, existen blogs de muchos tipos, y el tuyo es más bien testimonial o personal, lo cual es muy válido.
Un abrazo muy fuerte
Marta Uma

sandritapao dijo...

Marta:
Hermoso tu blog y tus escritos. Me detendré a leerlos con calma. Y las pinturas preciosas.
Gracias por tus comentarios en mi blog. Y visitaré la página que me recomiendas.
Un abrazo para ti

HOMERO dijo...

En mi tierra se asocia a lo imprevisto o no conocido.Posiblemente sea una distorsión de la historia original o simplemente otra historia inventada por quien sabe quien. Lo de la caja está referenciado en muchos textos de Historia de la Literatura y estoy de acuerdo contigo o lo de la tinaja. Buen post. Un beso amiga. A mí también me gusta leerte. H.

sandritapao dijo...

Marta, gracias por el link. Yo había visitado esa página hace un par de meses y no había visto los temas, o tal vez no estaban. Son preciosas las canciones, tienen mucha fuerza, mucha mística.

Gracias por la historia de pandora, yo la uso en los talleres que hago sobre género y violencia como demostración de las representaciones simbólicas que instalan a las mujeres como criaturas culpables. Ahora lo voy poder relatar de manera más completa y entretenida.
Un beso

HOMERO dijo...

Hola amiga: paso rapidito saludándote. En Nicaragua estamos en alerta roja por lo del Huracan Felix. Pegará en la zona donde vivo. Besos. H.

(j.g.) dijo...

es muy bella esa narración de hesìodo marta uma. cada vez que la retomo me hago una pregunta ¿por qué la esperanza? será por eso que dice rilke: a veces estamos "distraidos por la esperanza"?

MAYA dijo...

Marta: En mi blog hay un Suspiro de un Deseo para ti con mucho cariño. Siempre admirando tus escritos. Esta semana donde ya se dió el regreso, me pongo al día en tus posts.

Un beso,

Maya

Marta Uma Blanco dijo...

j.g: gracias por tu comentario, la esperanza...que la esperanza nos salva de hundirnos en la miseria, nos da coraje para no tirar la toalla. No conocía este verso de Rilke pero tiene una carga de verdad.
Un abrazo
Marta Uma

Marta Uma Blanco dijo...

Gracias Maya por tus suspiros cargados de deseos. A mí también me encanta lo que escribes, tienes mucha fuerza, Maya.
Un abrazo
Marta Uma

Marta Uma Blanco dijo...

Maya: cuando te escribí el primer comentario no me había pasado por tu página. Ahora sí y ¡muchas gracias por tu premio! Me alienta a seguir con mis escritos compartiendo retazos de mi ser con personas tan hermosas como tú.
¡¡Gracias!!
Un abrazo
Marta Uma

MAYA dijo...

Marta Uma: Tu espacio es para mí un don, como los de Pandora. Porque soy amante de la mitología. Y leer los mitos me fascina. Pobre Pandora, tener que cargar con tanta responsabilidad. Siempre se dice que Zeus jugaba con los dioses, con sus hijos y con los mortales, pero que no era injusto. Alguna razón especial debió de tener para enviar a Pandora, de igual manera alguna razón debió tener para ordenar a la esperanza que se mantuviera en el cofre.

Un beso amiga, y siempre disfrutando de tus escritos.

Maya