palabras privadas

Ángel desmedido,
tu aliento me recuerda
que hay un mundo al otro lado.
Pequeño ser
que un día fuiste mi secreto,
en qué materia
habrás trocado el sueño
del amor en mis entrañas.

Marta Uma Blanco

3 comentarios:

(j.g.) dijo...

¿será la mujer esa hechicera que troca su vientre en una magia que nos es incomprensible, una canción de cuna para aquello que más pronto la llame a la pelea?

Marta Uma Blanco dijo...

La mujer es la hechicera que olvido´ su po´cima bajo el peso de unos siglos que no le fueron favorables, pero en sus labios tiembla la palabra creadora, poderosa, la que acuna y sana, la que prevalece.

Cherrycola dijo...

me encanto!!
es como una pequena oda a ese ser q una vez llevamos en el vientre???