palabras privadas

COMO DÁNAE


Como Dánae,
quisiera haber sido
vencedora
de mi suerte,
y poder aún,
sostener entre mis brazos
la infantil ternura
que en mi vientre temeroso
fecundaste.

Y no me importaría
andar a la deriva
en una triste caja
si al bajar los ojos
con los ojos de mi hijo me encontrara.


Pero no soy Dánae,
ni mis tiempos son
aquellos que los vates ensalzaron,
mi sino se resume
en volver siempre
hacia aquel punto la cabeza
y preguntarme,
ungida de amargura
cómo hubiera sido.

Dánae, de John William Waterhouse

14 comentarios:

anamorgana dijo...

Hola marta,bello y triste poema.He estado encantada de que me leyeras y leerte a ti cosa que seguire haciendo cuando pueda. Un abrazo
anamorgana

El éxodo dijo...

En el fondo la nostalgia es también sed que nos empuja, en mitad del océano, a seguir buscando la orilla de una isla con dulces veneros en los que saciarla. Aunque, siempre, el oráculo termina por ver cumplidas su fatal profecía. En el fondo la nostalgia es también una caja de madera en medio del mar a la que nos asimos para no sucumbir a las tempestades, esperando un poco de piedad por parte de Poseidón.

Precioso poema, como todos los que te he leído.

Un abrazo.

Sibila dijo...

No sólo es bellísimo, sino que me ha conmovido de una forma que no esperaba. Quizá por mi admiración a todas las Dánaes de este mundo, no lo sé... el caso es que me has dado que pensar.

El Secretario dijo...

Hola Marta.

Volver siempre,
preguntarse,
ungida de amargura...

Este poema exhala tristeza, no exenta de serena belleza.

Muy cuidada tu página. Excelente selección de ilustraciones y bellos poemas.

Con tu permiso, volveré por acá.

Un saludo.

M.M. dijo...

Querida Marta: Despues de muchas lunas retorno a tus textos y como siempre quedo maravillada. Te extgrañe mucho y aquí me tienes recorriendo mis pasos perdidos por tus palabras privadas.

Un beso enorme.

Maya

comopompasdejabon dijo...

Hola Marta, ya sabes de mi admiración hacía tu hacer en poesía, ¡que decir de la música! que me pareció exquisita, así que me voy más adentro, donde habitan los sentimientos del poeta,y sólo se decir lo siento.Todo el mundo sufre pérdidas pero algunas, por ser contra natura, son los hijos los que deben enterrar a sus padres, son especialmente duras e irreparables, con todo mi cariño,
un fuerte beso.

anamorgana dijo...

UN FUERTE ABRAZO MARTA. Ya lo dije es triste este poema, de una perdida que es irreparable. Besos
anamorgana

M.M. dijo...

Se te extraña mujer hermosa. Se extrañan tus textos.

Besos,

Maya

anamorgana dijo...

Te extraño, extraño tus bellas palabras. Un abrazo
anamorgana

cuchhhi dijo...

maravilloso estímulo
un beso

anamorgana dijo...

Hola Marta, un fuerte abrazo. Te echo de menos.Toda mi fuerza y animos hermosa. Un beso
anamorgana

M.M. dijo...

Te extraño mucho querida amiga y tu leyendas formidables.

Un abrazo.

Maya

Fernando Nerú dijo...

Es excelente el blog que posees, pulcro en toda su estructura.

Felicitaciones por el trabajo en este bello espacio.

Volvere más seguido a tu casa.

Un abrazo fraternal.

Noray dijo...

Bello poema y magistral selección del cuadro de Waterhouse.

Siempre el retorno,
siempre miramos al pasado
cuando nos queda descubrir
toda una eternidad.

Un abrazo